miércoles, 19 de febrero de 2014

Mouse Guard: Primeras Impresiones


Tras haber jugado mi primera partida completa de Mouse Guard, he decidido escribir una breve entrada sobre las primeras impresiones que he tenido con este particular juego. 


Lo primero que quiero comentar es que hasta hace unos pocos días era desconocedor del mundo de Mouse Guard (a pesar de ser una de las novelas gráficas más vendidas de los Estados Unidos). Sobre ese comic-book, con ilustraciones aparentemente infantiles, se basa el juego del que hoy hablo. Para los que no lo conocen, como fue mi caso, los animo a investigar un poco para disfrutar más de la experiencia, pero siempre comentándolo antes con el narrador por si va a basar sus aventuras en fragmentos de la historia descrita en el comic.


Mouse Guard es un juego de Fantasía-Épica que nos sitúa en un universo medieval donde encarnaremos a pequeños ratones que forman parte de una guardia que protege a sus congéneres de los peligros del mundo exterior. Es decir, en lugar de luchar contra dragones o trolls, como en otros juegos de fantasía, nuestros enemigos serán serpientes, lechuzas y por supuesto nuestras archi-enemigas, las comadrejas.


La idea de ser el eslabón más bajo de la cadena alimenticia y nuestro diminuto tamaño nos pone en un estado de alerta continua en la que el simple hecho de pasar entre una arboleda sea toda una aventura. 


Aunque a primera vista estemos ante un juego fresco y desenfadado, comprobaremos que sus sencillas ilustraciones y su concepto global, no quita ni un ápice de dramatismo a la historia y nos sumerge en un mundo sobrio donde la muerte esta al acecho para llevarse a los roedores descuidados.  


Pasando a la experiencia de juego propiamente dicha, tengo que decir que fue muy entretenida. Tuve la oportunidad de jugarlo con otros miembros de La Esquina Amarilla y el hecho de imitar las voces de nuestros personajes, unido a una gran narración por parte del director de juego hizo que la experiencia fuera muy positiva. 

Sobre el sistema, prefiero comentarlo más adelante. Cuando tenga posibilidad de haberlo leído con detenimiento. Aunque la primera impresión es que su sencillez agiliza la resolución de las situaciones y conflictos.


En general, creo que es un juego recomendable para desengrasar un poco de los conceptos clásicos de personajes y enfrentarnos a un punto de vista distinto de las situaciones cotidianas. Personalmente creo que puede ser muy interesante para sesiones casuales de una tarde. La idea de que cada miembro del grupo tenga su propio personaje y de hacer partidas cortas, nos posibilita el no tener que depender tanto de la ausencia de algún jugador durante las mismas. Planteando el juego como distintas misiones que hace la 'Mouse Guard'.

Me despido con ganas de seguir experimentando con el juego y espero poder hacer una reseña más extensa cuando haya tenido la posibilidad de trabajarlo más a fondo.



-INFO: Parte de este texto será subido al Blog de La Esquina Amarilla. Os animo a pasar por allí y conocer todas las actividades que desde allí se promueven.