viernes, 5 de diciembre de 2014

¿Qué es Jernhest?


Hoy he decidido escribir sobre esa pregunta a la que tantas veces he respondido y que da título a la entrada de hoy. Afortunadamente, cada vez más gente sabe a que nos referimos cuando hablamos de Jernhest, pero por si aún hay alguien que no lo sepa, le dedicaré esta entrada de lo que Jernhest es para mí.

Como rolero clásico, la primera vez que me hablaron de steampunk y rol en la misma frase, puse cara de ‘chupar limones’. Aún así, vencí mis instintos primarios y conseguir mantener mis pocas neuronas centradas para atender a la explicación que me dieron. Cuando terminaron de describirme las posibilidades que ofrecía el mundo de Jernhest, mi excitación había aumentado hasta el límite de pasar a ser parte del proyecto.

Definir Jernhest simplemente como la ambientación steampunk para ‘Aventuras en la Marca del Este’, es la realidad. Pero hay mucho más detrás de esa exposición. El universo descrito en Jernhest es tan extenso que nos permite vivir partidas de lo más variadas. Desde las profundas selvas de Anak Yigg, territorio de los hombres serpiente, pasando por los salvajes territorios de las Colonias Confederadas, donde los colonos luchan por la propiedad de las tierras, hasta las impresionantes calles de Landorium, capital de Alannia y donde podréis ver autómatas, moto-vapores y todo tipo de inventos retro-futuristas.

Un reparto de escenarios tan variado podría parecer puestos arbitrariamente, pero tras el mundo físico de Korn, hay un grupo de profesionales que han definido las particularidades geográficas y meteorológicas, para que esta variedad tenga coherencia. Así mismo, las naciones representadas actualmente en el mundo, son la consecuencia de una evolución demográfica, afectada por una extensa cronología de acontecimientos que ha marcado la faz de Korn.

Parte del Equipo de Jernhest. De izq. a der.: David Arkerion, Víctor Valero (Yo mismo), Carlos del Valle y Edu Fierro.

Un detalle sobre el que hacemos mucho hincapié cuando explicamos las particularidades de Jernhest, es la ausencia de divinidades y todo lo que esto implica. Dentro de la historia de Korn, los Dioses cayeron hace casi un milenio en un acontecimiento que se denominó el Ragnarok. Ese cataclismo fue provocado por unas tribus que fueron capaces de invocar a seres primigenios que se enfrentaron con los propios divinos. El resultado final ya lo podéis imaginar, una tierra destrozada y unas pocas razas abandonadas a su suerte.

De esa premisa es desde donde se comenzó a construir lo que es la civilización actual. Sin dioses y con apenas retazos de lo que fue el poder mágico, la tecnología poco a poco se abrió paso, provocando una carrera armamentística entre todas las naciones, para dominar los secretos que la hicieran imponerse a sus rivales.

Todo esto nos deja un convulso escenario de juego. En el que un mundo mágico prácticamente extinto lucha por sobrevivir, mientras que los numerosos avances tecnológicos enfrentan a poderosas naciones en una velada guerra de imprevisibles consecuencias.

Si a todo ello se sumamos la gran variedad de razas, profesiones y equipo disponibles para los jugadores, estamos ante una cantidad de opciones de personalización de aventureros impresionante.

Por no extenderme más, personalmente me parece una ambientación rica y variada. Que nos permitirá disfrutar de un mundo stempunk coherente. Evitando caer en los previsibles tópicos de este tipo de ambientaciones. Sin duda, JERNHEST es el juego que tendréis que probar si queréis vivir una experiencia rolera con mucho vapor.

Locomotora de Esencia llegando a la Estación de Landorium Norte. Ilustración dAtilio Gambedotti.

ESPERO HABEROS RESUELTO LAS DUDAS QUE PUDIERAIS TENER Y OS ANIMO A ESCRIBIRME PARA ACLARAR CUALQUIER OTRA PREGUNTA QUE PUEDA SOLVENTAROS.